¿Qué ver en Key West?

Southernmostpoint en Ket West, el punto más al sudeste de EEUU

Key West es un destino vacacional de primer orden en Estados Unidos. Mucha gente de Miami viene a pasar el fin de semana, sobre todo jóvenes en busca de fiesta y desenfreno.

 

Key West es una población especial, aquí no hay rascacielos, ni edificios de oficinas. En Key West encontrarás hotelitos, restaurantes, tiendas, pubs, puertos deportivos, zonas residenciales, playas, mar, manglares, etc. Todo con mucho estilo caribeño, es decir, casitas de madera, restaurantes con carteles muy coloridos, palmeras, calorcito… Estamos en el Caribe y se siente el ambiente de relajación que la brisa de este mar desprende.

 

A Key West se viene a disfrutar del mar, la playa y la buena vida. Pero también hay varias cosas que ver y hacer en Key West, son estas:

Las 8 mejores cosas que ver/hacer en Key West

1. Recorrer la calle Durval de lado a lado

Esta es la calle donde se concentra todo el ambiente de la ciudad. Una calle estrecha con tiendas, restaurantes y heladerías a los lados. Siempre irás a parar a esta calle, tiene una especie de imán invisible que hace que todo confluya en esta vía.

2. Puesta de sol en Mallory Square

Dicen que aquí tienen lugar los mejores atardeceres de Estados Unidos. Yo he visto varios y la verdad es que son espectaculares… La puesta de sol en Key West es un acontecimiento multitudinario. Cada día acuden a esta plaza, situada en el puerto, prácticamente todos los turistas que se encuentran ese día en Key West. No os lo podeis perder.

3. Southernmost Point

Es un enorme pilón que marca el punto más al sur de los Estados Unidos. Desde aquí hasta Cuba hay tan solo 90 millas. Este es un lugar muy popular y la gente hace cola para hacerse una foto con el totem.

4. Visitar la casa de Hemingway

Aquí pasó largas temporadas el famoso escritor premio Nobel de Literatura. Se trata de una preciosa casa de estilo colonial, con jardines y una espectacular piscina. A Hemingway le gustaba mucho pescar y Key West era y es el sitio perfecto para salir en busca de los grandes marlins.

5. Visita del Fort Zachary Taylor

Se trata de una fortaleza de finales del siglo XVIII que se construyó para defender la costa sudeste. Tuvo su momento de gloria en la Guerra Civil americana. Hoy en día es apreciado por su bonita playa, una de las mejores de Key West.

6. Visitar Little White House

Se le llama así a una fantástica mansión de estilo colonial de un blanco nuclear que está al lado del puerto de Key West. En esta casa pasaba largas temporadas, sobre todo durante el crudo invierno, el presidente Harry S Truman, por eso la llamaban así.

7. Excursión en barco de vela, snorkel y kayac por las aguas de Key West

Una de las excursiones más recomendables y bonitas para hacer desde Key West es una salida en barco para poder disfrutar del mar. Estas excursiones te llevan a zonas donde hay arrecifes de coral y se puede bucear. También se puede navegar en kayac por los manglares.

8. Excursión al Parque Nacional Dry Tortugas

Finalmente, la mejor actividad a realizar desde Key West, y para mi “obligatoria”, es la excursión al Parque Nacional Dry Tortugas.

 

Se trata de una serie de cayos coralinos situados a 2 horas de navegación de Key West, en uno de los cuales se encuentra un fuerte de ladrillo del siglo XVIII, el Fort Jefferson. En otro de los cayos hay un faro antiguo precioso. El resto de los cayos no son más que islitas de una arena blanquísima, como islas de náufragos.

 

Dry Tortugas es un destino poco conocido, sobre todo para los europeos, pero fascinante. Se encuentra más cerca de Cuba que de Miami. En nuestra crónica de viaje a Florida podeis descubrir como nos fue por Dry Tortugas.

Nuestra experiencia en Key West

Día de llegada a Key West

Teníamos la puesta de sol delante nuestro, justo cuando llegábamos a Key West. El cielo se volvió rojizo, como si de un incendio se tratase.

 

Pusimos el gps para que nos llevara directo a nuestro hotelito, Lighthouse Court Hotel. Se trataba de un hotel estilo caribeño, todo de madera, con palmeras en el jardín y una piscina fantástica en el centro de los diferentes módulos del hotel. Está situado justo delante de la casa de Ernst Hemingway, así que le daba un valor añadido a nuestra estancia aquí en Key West.

 

Nos acomodamos en nuestra habitación, una suite fantástica con dos camas enromes, salón, vestidor y un buen baño completo. Mis hijos y yo nos fuimos a dar un baño a la piscina, nos sentó de maravilla… Pili también bajó, no se bañó, pero nos acompañó tomándose un mojito.

 

Estaba feliz, en Key West, un destino que me encanta, con mi mujer y mis hijos, un hotelito precioso y un Ford Mustang descapotable en la puerta del hotel, no podía pedir más... Nos vestimos un poco guapos, yo me puse mi guayabera, y nos fuimos a dar una vuelta por Durval St. la calle con más ambiente de la ciudad. Estuvimos buscando algún sitio para cenar y finalmente escogimos un mexicano que nos gustó mucho. Aquella noche nos fuimos a dormir agotados, pero felices.

Llegada a Key West tras un día de excursión a Dry Tortugas

Estábamos llegando a Key West después de un día de excursión a Dry Tortugas. La llegada es interesante porque ves la población desde otra perspectiva. En esta ocasión, como estábamos llegando a la puesta de sol, vimos que todo el frontal que daba al mar estaba abarrotado de gente. Dicen que la puesta de sol de Mallory Square es de las más bonitas de todo Norteamérica y cada día se reúnen allí miles de turistas para ver cómo se esconde el sol. Es típico también ver esta puesta de sol desde el mar. Muchos pequeños barquitos, a motor y veleros salen a despedir el sol cada día, es una de las actividades típicas de Key West.

 

Nuestro ferry atracó cuando el sol ya estaba muy bajo. Corrimos un poco para verlo desde Mallory Square, pero había tanta gente, que no se cabía, así que vimos el espectáculo con mucha gente de por medio… la plaza estaba llena de artistas callejeros y estuvimos un rato viendo algún espectáculo, a los niños les encantan.

Atardecer en Key West

Ya de regreso a casa, vimos la casa conocida como “Little White House”, se trata de la casa donde el presidente Harry S Truman pasaba aquí los inviernos, para huir del frío de Washington DC. Una casa enorme y de estilo caribeño que otorga pedigrí a Key West.

 

Recorrimos las calles Whitehead y Thomas de regreso a nuestro hotelito. Estábamos cansados, nos habíamos levantado muy pronto y habíamos estado todo el día bajo el sol. Decidimos darnos un baño en la piscina y dormir una siesta en nuestra confortable habitación caribeña. Cuando nos despertamos, nos vestimos y salimos en busca de algún sitio para cenar.

 

Sonaba en la casa de Hemingway una música estilo salsa que cacé con Shazam, era “Suavemente” de Elvis Crespo. El ritmo de la salsa es para mi, irresistible, me puse a bailar en medio de la calle sin importarme la gente… mis hijos y Pili alucinaron ya que no soy una persona que se arranque a bailar habitualmente, es más, me cuesta bailar, pero cuando me pongo, lo hago hasta bien… Aquella música me recordó a uno de mis viajes a Cuba, en mi juventud. Un viaje lleno de música, baile y juerga.

 

Se ve que utilizan la casa de Hemingway para hacer fiestas privadas y celebraciones, por eso se oía música en el jardín.

Estuvimos paseando tranquilamente por la calle Durval y buscando algún sitio donde cenar. Nos costó bastante, nos apetecía pasta, pero no hay ningún restaurante italiano por aquí, aviso a emprendedores, aquí hay una buena oportunidad!. Finalmente nos metimos en un restaurante de carnes, donde las raciones eran enormes y acabamos, por lo menos yo, empachado de “pulled pork”. Esa noche nos fuimos a dormir amenazando de muerte a algún gallo que vimos por allí suelto, con pinta de cacarear antes de hora…

 

El día había sido maravilloso…, fui a revisar que nuestro Ford Mustang estuviera en su sitio, bien aparcado y a salvo, y de paso a darle un besito de buenas noches.

Última mañana en Key West

A la mañana siguiente nos levantamos sin prisas, nos despertó la luz del sol que se colaba por las persianas de nuestra habitación. Nos vestimos y bajamos a desayunar al jardín. Habían montado las mesas alrededor de la piscina para tomar el desayuno. Fue muy agradable.

 

Esta mañana fuimos a visitar la casa de Ernst Hemigway. Como os he comentado anteriormente, la teníamos justo delante de nuestro hotel. Entramos a la hora punta, estaba abarrotado de gente y hacía mucho calor. La casa de Hemingway es una mansión de estilo español, con grandes galerías abiertas, un precioso jardín y una piscina espectacular, parece ser que fue la primera de Key West. Hemigway era un gran amante de las piscinas, como yo, y no podía vivir en un lugar tan caluroso sin poder darse un remojón. Dentro se conservan las diferentes estancias con el mobiliario original y la decoración que supuestamente tenía el nobel escritor. Así, pudimos visitar la sala de estar, la cocina, los baños, los dormitorios y el estudio de Hemingway, donde escribía. La vida de este personaje fue apasionante; fue reportero de guerra y viajó por todo el mundo. Le gustaba mucho Africa, era un gran aficionado a la caza y la pesca. También tenía debilidad por España y sus costumbres. En Pamplona hay una estatua suya ya que dio a conocer universalmente la fiesta de los San Fermines mediante sus novelas.

Una de las cosas curiosas de esta casa, es que está llena de gatos. Cuentan que a Hemingway le encantaban los mininos y que tenía varios ejemplares, uno de ellos con 6 dedos. Dicen que los que se pueden ver hoy en día merodear libremente por la casa son descendientes de los que tenía Hemingway. Mucha gente los mira para ver si hay alguno con 6 dedos…

 

Finalizada la visita, nos despedimos de Key West tomando un gran helado, aquí hay muy buenas heladerías. Con un gallo rondando nuestra mesa… estuvimos a punto de darle una patada!

Información útil para viajar a Key West

Ubicación de Key West

Key West se sitúa en el extremo occidental de la “Oversea Highway”, a unos 250 km de Miami. Como os comentábamos anteriormente, es el punto más al sur de los Estados Unidos.

¿Cómo moverse por Key West?

Para llegar a Key West es necesario un coche de alquiler o apuntarse a una excursión organizada.

 

Una vez en Key West, se puede ir caminando a casi todas partes, las distancias aquí no son muy grandes y si estás bien situado, lo tendrás todo muy a mano.

¿Cuánto tiempo se recomienda estar en Key West?

Para disfrutar del ambiente y poder hacer todas las visitas y excursiones recomendables en Key West, serían necesarios un mínimo de 3 ó 4 días completos. Si no disponéis de tanto tiempo, como mínimo os aconsejamos 2 días completos, uno de los cuales debería ser la excursión a Dry Tortugas.

¿Dónde dormir en Key West?

Hay muchos hoteles en Key West. Los típicos son casitas tipo caribeño reformadas para alojar turistas. Son alojamientos tipo boutique con encanto. Merece la pena alojarse en uno de estos hotelitos.

 

La ubicación ideal sería cerca de la calle Durval, dentro del Key West Historic District, Bahama Village o Casa Marina. Si te ubicas en esa zona, podrás ir caminando a todas partes.

 

A continuación, os indicamos algunos hoteles recomendados en Key West:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Viajes Gorongeti S.L. Soloestadosunidos.com 2011-2021